lunes, 11 de abril de 2011

La mujer con venda y balanza



 Es la imagen que todos conocemos hoy: se la representa como una mujer impasible, con los ojos vendados y portando en una de sus manos una balanza y en la otra una espada en posición de descanso. La venda en los ojos simboliza la imparcialidad y la igualdad con que todos van a ser tratados en su presencia, la balanza representa la justicia, el equilibrio y la capacidad de sopesar los diferentes argumentos en una situación. La espada en posición de descanso, indica que la fuerza solo debe usarse cuando es necesaria.

En conclusión la figura de la justicia siempre se representa como una mujer, con la vista vendada y una balanza sostenida por uno de sus brazos. Con ello se quiere señalar, aunque no siempre es así, la imparcialidad y el peso de las pruebas, que inclinaran el fallo a favor de la verdad. Pero la experiencia ha demostrado que ello no pasa de ser una figura simbólica. Muchas veces esa ceguera, para no dar privilegios o hacer excepciones, se vulnera, ya que del otro lado se encuentran quienes hacen, o proponen, las leyes que muchas veces, remedando a la dama de la justicia, también se colocan una venda en los ojos a la hora de legislar y apreciar el entorno en su respectivo contexto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada